¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

viernes, 11 de febrero de 2011

En el caso de Aristegui, la Denis Maerker pretende desautorizar a Carmen...


.

Detrás de la Manta, no solamente hay la cara de un Borracho, sino también una concesión a MVS...
.
Aristegui y el derecho de saber
Adrián Gómez Blanco
11 de Febrero, 2011


………….
Siempre que un conductor de Televisa o su pariente Tele-fórmula pretende desvirtuar una toma de posición pública de cualquier persona, física o moral, a quien perciban como "adversario", y muy en particular cuando se trata de una fuerte denuncia, se recurre por lo general a la descontextualización de información para con ello desacreditarla.
Pero lo dicho en conversación no casual entre la conductora Denise Maerker y José Yuste (analista financiero) en Fórmula  al respecto del caso Aristegui y las concesiones a la empresa MVS, avanza un paso más allá de la frecuente descontextualización, haciendo uso de lo que yo llamaría, acaso, una "descuartización" de la información noticiosa.

Maerker y Yuste concluyen para el público, tras de un premeditado diálogo, que es falso que exista un intercambio tácito entre la empresa MVS y el Gobierno Federal de entregar "la cabeza" (como Carmen misma lo dijo) de Aristegui a cambio de la ratificación de concesiones en banda de 2.5 Gigahertz (Ghz), que continúan vigentes para la empresa dentro de sus términos legales de adjudicación, o que ya perecieron sin renovación del gobierno pero que la empresa continúa operándolas vía amparo.
La conversación transcurrió con una estructura con la que estamos familiarizados: primero la conductora menciona la información o cita cuya veracidad se busca desvirtuar en el segmento (en éste caso la dicha denuncia pública del "intercambio" entre gobierno y empresa, hecha por Aristegui), luego sigue el cuestionamiento al "experto" para que clarifique los puntos técnicos del tema a que se refiere la afirmación (o sea: la concesión de las bandas del espectro radioeléctrico utilizado en telecomunicaciones), y una vez hechas las intervenciones pertinentes del conductor(a) y experto conforme al "guión desvirtuador" de rigor, se concluye necesariamente que las "acusaciones" de "hechos" son infundadas, porque lo denunciado públicamente no es idéntico a los "puntos técnicos" en comento durante el segmento.

Bajo ésta táctica, la persona que acusa o denuncia es retratada como "ligera" de razonamiento, frívola o hasta impertinente, al atreverse a aducir semejantes barbaridades sin fundamento técnico. . . según ellos.
¿Denise Maerker y el economista José Yuste de verdad creen que alguna vez se podrán esclarecer los casos de corrupción pública y abusos de autoridad por parte de un gobierno, con base a la letra de la ley, o a juicio de puros tecnicismos de un caso?

Me parece imposible creer que ellos (o cualquier ser racional) así lo piensen, pero cuando menos como recurso retórico así es como se manejan en el tratamiento dado a la información comentada.

El análisis presentado por ambos en el programa "Atando Cabos", y aunque así lo han pretendido,  en nada toca la denuncia pública de Carmen Aristegui, que es una de corrupción sistemática y abuso de autoridad, lo que usualmente en la realidad se traduce en hechos puntuales y concretos, y que no se esclarece con supuestos ni tecnicismos, como ellos pretendieron hacerlo (a todas luces en contra de Aristegui).
Se descuartiza cualquier información al hacer uso de éstos recursos retóricos del absurdo por parte de conductores y comentaristas, cuando lo que se quiere es ocultar y negar los propios hechos y elementos que la sustentan. Ante esto, y para conocer con certeza del caso en que ahondamos, debemos preguntarnos: ¿cuáles son éstos elementos en el caso Aristegui-MVS?

Los elementos que integran la realidad del caso son tres: a) una relación laboral entre la periodista y la empresa; b) una guerra de despojo de concesiones a la empresa MVS por parte del gobierno federal, lo que le ha valido a la empresa los amparos pertinentes al momento; c) un término fijado  por la Comisión Federal de Comunicaciones (COFETEL) de no mayor a 30 días contados a partir del 7 de febrero pasado, para pronunciar su criterio ante la propia Secretaría de Comunicaciones y Transportes, encargada de adjudicar las concesiones públicas del ramo, y de la cual la COFETEL es un órgano desconcentrado.
La realidad incontrovertible al respecto del elemento "a" (relación laboral) es que a la periodista Carmen Aristegui  le fue terminada su relación laboral por parte de la empresa de comunicaciones MVS en algún punto del fin de semana pasado, lo cual se comunicó a 2 partes: la propia Carmen Aristegui y a la Presidencia de la República, lo cual consta públicamente por boca de la vocera Alejandra Sota.

Realidad del elemento "b" (despojo de concesiones) es que según el análisis independiente del analista Alberto Zetina, publicado en enero de 2010, la empresa MVS viene sufriendo notables irregularidades propinadas por el Gobierno Federal. Comentó desde esa época lo siguiente: ". . . aún faltan otras afectaciones que propiciarán nuevos amparos sobre esta licitación. Este es el caso de algunos otros operadores que seguramente se van a ampara y que aun no han hecho mucho ruido, al menos no en los más recientes días. El caso específico es el de MVS.
A MVS no se le han renovado, e incluso existe el temor fundado de que le sean rescatadas sus concesiones en el bloque de espectro de los 2.5 GHz. Las respuestas de la COFETEL a este respecto han sido parciales pero no se ha dicho claramente la razón de este "rescate" simulado." Y más adelante concluye al respecto: "Lo que se esta descuidando son los derechos de MVS. No solo por estar cumpliendo con las condiciones necesarias para su renovación de las concesiones que tenía. No solo porque se le están revocando por incumplimiento, sin haber una notificación anterior ni haberse cumplido los pasos administrativos para verificar, apercibir y finalmente castigar al operador. Tampoco se les esta dando oportunidad de rehacer sus redes y migrar o cancelar definitivamente sus servicios."Todas ellas resultan ser afirmaciones esclarecedoras al momento en que sucedían.
Por último, en cuanto al elemento "c" (COFETEL resuelve su parecer en próximo término) tenemos que ahora mismo es cuando se están decidiendo los criterios que le favorecerán o perjudicarán a MVS con consecuencias de alto impacto para sus derechos económicos empresariales inmediatos.

Denise Maerker se dijo sorprendida porque Carmen mencionó en su conferencia de prensa esto de las concesiones y no únicamente se centró en una reflexión "sobre el periodismo". Curioso que cuando fue despojado el Canal 40 por Tv Azteca de sus legítimos derechos por Vicente Fox y Fernando Gómez Mont, ella tampoco se limitó a reflexionar sobre "el periodismo" sino que sí se percató entonces de los elementos característicos del caso. . . que ahora desconoce.
Si por análisis técnicos esterilizadores de la realidad fuera, pues de seguro que México ni siquiera sería un país independiente, porque "ténicamente" de seguro se concluye que le convenía seguir siendo explotado directamente por España como colonia, sin abolir esclavitudes ni nada. . .

Técnicamente, el Tratado de Libre Comercio traería abundante prosperidad a México y nos pondría en la ruta definitiva de "mercado común" de integración con EE.UU. y Canadá, pero en realidad nos separó definitivamente (cuando menos por éste Siglo) de cualquier integración comunitaria real no sólo de bienes sino de derechos, y más bien aceleró enormemente tanto la crisis económica como el deterioro de la situación de nuestros paisanos migrantes allá, al punto de ser considerados hoy día en muchos estados como infractores criminales por encontrarse sin papeles, aunque trabajen honradamente y paguen impuestos en el país como cualquiera.
Técnicamente hablando, Carmen Aristegui no tiene ninguna relación, según las leyes del país, con el otorgamiento y adjudicación de concesiones de comunicaciones a empresas por parte del gobierno. Pero en la realidad sí: nosotros como público y ciudadanía en general, que ha sido agraviada en su derecho a la información veraz, puntal y objetiva, tenemos el derecho de saber que la empresa MVS "presentó su cabeza" a la Presidencia el fin de semana pasado, coincidiendo con el inicio deliberatorio de la COFETEL al respecto del caso MVS, para con ello influenciar positivamente el dictamen de la COFETEL y, en consecuencia, el proceder de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que adjudica las concesiones y la cual, técnicamente, no debería dejar influenciarse por un "berrinche presidencial". . . técnicamente.
………….
.
http://sdpnoticias.com/sdp/columna/adrian-gomez-blanco/2011/02/11/1192767
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida