¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

jueves, 17 de febrero de 2011

En Radio Fórmula Censuran a Anabel Hernández: "Los Señores del Narco"


La censura (no tan) pasiva de “Los Señores del Narco”


………….

El día de ayer Víctor Hernández y el que esto escribe discutíamos sobre cómo era posible que en un país como México, en donde se borra o se intenta borrar del mapa a comunicadores como Carmen Aristegui  o a Gutiérrez Vivó por “atreverse” a ser críticos a la figura presidencial, se publique un libro tan explosivo como “Los Señores del Narco” de la periodista Anabel Hernández.

La respuesta, opinó Víctor, es muy sencilla: las personas de los ámbitos político, empresarial y artístico que son señalados por sus nexos con el narcotráfico en la obra de Hernández cínicamente cuentan con el hecho de que un libro de tal extensión (y de un precio relativamente caro) no llegará más que a unas pocas miles de personas. Y hasta ahí se quedarán las cosas, mientras ellos siguen tranquilos, disfrutando de su impunidad.

Por eso es sumamente lamentable lo ocurrido el día de ayer, al ser cancelada una entrevista en Radio Fórmula con Anabel Hernández en el programa de Jaime Poza.

¿El pretexto? Que el programa de Poza es de “espectáculos” y no de “política o crimen organizado”… sin embargo este pretexto es falso, porque vaya que el libro de Anabel toca el tema de la farándula y sus nexos con el narco.


Por ejemplo, en “Los Señores del Narco” se relatan, a lo largo de varias páginas, los nexos del representante artístico Guillermo Francisco Ocaña Pradal, con el cártel de los Beltrán Leyva.
Para que se den una idea de quien es Ocaña Pradal, el tipo fue representante de artistas como Alejandra Guzmán, Juan Gabriel, Tania Libertad, Menudo, Gloria Trevi, Ricardo Arjona, Timbiriche, Kairo, Laura León y Magneto.


Lo más explosivo que revela el libro es que Ocaña Padral también fue conductor, junto con Maxine Woodside,  del programa de espectáculos "De Boca en Boca" transmitido en el Canal 2 de Televisa y organizó un evento en el Zócalo capitalino el 16 de marzo de 2003 para "celebrar" la nominación al Óscar de Salma Hayek por Frida.


A las suntuosas fiestas de Ocaña Padral, revela el libro, asistían toda clase de figuras de la farándula, como su sobrina Chantal Andere, la misma Jacqueline Andere e incluso el gobernador del Estado de México y candidato de Televisa a la presidencia, Enrique Peña Nieto, acompañado de la íntima amiga de Chantal, La “Gaviota” Angélica Rivera. Actualmente, Guillermo Francisco Ocaña Padral se encuentra en la cárcel acusado de lavarle dinero al cártel de los Beltrán Leyva.


Quizás estos nexos de los cárteles de la droga con ex empleados de Televisa fueron determinantes para que se cancelara la entrevista de Anabel Hernández con Jorge Poza. Pero, sin lugar a dudas, entre el hecho de que México es un país de pocos lectores, el costo del “Los Señores del Narco”, el cual para ser sinceros es caro en un país con salarios tan bajos como el nuestro y que a la autora del libro se le cierren las puertas de un programa con una audiencia mayor a los programas de política, podemos comprender como es que tantas personas que trabajan o están relacionadas con el narcotráfico están tan tranquilos.


Editoriales como Random House Mondadori deberían considerar seriamente el comenzar a vender libros tan relevantes como “Los Señores del Narco” en formato digital. Un libro que cueste 100 o menos pesos, el cual puede ser leído en cualquier teléfono celular moderno, iPod, o computadora y cuyos gastos de manufactura y distribución son prácticamente nulos (no hay que imprimir nada, ni hacerlo llegar a librerías) sin duda llegaría a un público más amplio y diverso, lo cual a fin de cuentas es la meta del escritor.


 Si de todos modos ya circulan copias digitales piratas de un libro como “Los señores del Narco”, ¿por qué no ofrecer una versión electrónica accesible y de buena calidad? ¿Cuál es el problema de las editoriales y su reticencia a actualizar sus mecanismos de distribución, si de todos modos quienes bajan copias piratas nunca tuvieron la intención ni los recursos de adquirir dicho producto? ¿No se han enterado las editoriales mexicanas que sitios como Amazon ya venden más copias digitales que libros de pasta dura? En fin.


La distribución digital de libros, sin lugar a dudas, se convertirá  una manera eficaz de difundir información crítica como la contenida en el libro de Anabel y de combatir la censura pasiva y no tan pasiva, de trabajos tan valiosos como este.

………….
.
http://sdpnoticias.com/columna/1129/La_censura_no_tan_pasiva_de_Los_Senores_del_Narco

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida