¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

jueves, 17 de febrero de 2011

García Luna es el culpable de la crisis diplomatica con Francia...


Caso Florence Cassez, del montaje mediático a la crisis diplomática
Jenaro Villamil

………….

MÉXICO, D.F., 16 de febrero (apro).- Si un caso demuestra hasta dónde puede escalar un montaje mediático para servirle de propaganda al secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y encubrir relaciones poco claras entre este funcionario y las televisoras, en especial con Televisa, éste es el caso de la ciudadana francesa Florence Cassez, sentenciada a 60 años de prisión por el delito de secuestro y cuya petición de amparo fue rechazada el jueves 10 de febrero por un tribunal.

Lo único claro y contundente en el caso de Cassez es que la difusión de su detención, la mañana del 9 de diciembre de 2005, se trató de un montaje televisivo, una “recreación” le dicen en Televisa, a costa de la integridad de las víctimas y de quienes fueron presentados en cadena nacional como presuntos responsables.

Esa mañana, en la pantalla de Primero Noticias, el reportero de Televisa, Pablo Reinah, inició así su enlace:

“De último minuto, un duro golpe contra la industria del secuestro se está dando en estos momentos y es que la AFI trabajó durante semanas y esta madrugada lo que está haciendo es liberar a personas secuestradas… Estamos viendo cómo están entrando en estos instantes los agentes”.

La cámara enfocó la acción y siguió hasta el cuarto de la habitación de una cabaña, allanada por los agentes federales, bajo las órdenes de García Luna. En una mesa se observó una laptop, credenciales de elector, un pasamontañas, una máscara de hule de hombre lobo y, al lado, dos rifles AK-47, armas usadas presuntamente por los sujetos que están a cuadro.

“Podemos mostrarles a los secuestradores –afirmó el reportero de Televisa-. Estas son las armas con que secuestraban a sus víctimas. Esta mujer que vemos aquí tapada es una mujer de origen francés, era también la esposa (de Israel Vallarta) quien ayudó a planear este secuestro”.

Esa mujer “tapada” era Florence Cassez. Ella negó, desesperada, que estuviera involucrada en el caso del secuestro de Cristina Ríos Bayadares y de su hijo, a manos de una “peligrosa banda” conocida como Los Zodiaco.

En la transmisión en vivo, el reportero se dirigió a Ezequiel, uno de los secuestrados, que afirmó frente a las cámaras:

“Mucha gente piensa que no trabaja la policía, pero la verdad es que si ellos no estuvieran aquí, no sé qué hubiera sido de mí”.

Días después de la transmisión en vivo del “innegable golpe” de la AFI, Vallarta y Cassez denunciaron que todo fue un montaje para la televisión, un reality judicial para recrear lo que supuestamente había sucedido varias horas antes.

Televisa acusó al periodista Reinah de haber sido el principal responsable de lo que sucedió y lo despidieron de la empresa. Argumentaron que ellos no sabían que se trataba de un montaje. García Luna, en ese momento director de la AFI, argumentó que fueron los reporteros televisivos quienes le pidieron “recrear” el operativo.

Reinah se inconformó ante la decisión de la empresa. Presentó una queja el 15 de febrero de 2006 ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos para deslindarse de la versión de sus ex jefes de la televisora, al tiempo que también demandó laboralmente a Televisa.

En paralelo, el juicio contra Cassez generó una de las crisis diplomáticas más severas entre México y Francia. La cúspide de esta crisis ocurrió en julio de 2009, durante la visita del presidente francés Nicolás Sarkozy a nuestro país. El mandatario europeo afirmó que Cassez debía ser juzgada en Francia y no en México. Tomó el caso como un asunto de Estado y la mayoría de los medios franceses documentaron desde 2008 la suma de irregularidades, especialmente, el montaje mediático.

En su alegato ante la CNDH Reinah afirmó que a las 4:30 de la mañana, vía teléfono celular, recibió una llamada del director de Operaciones de la AFI, Luis Cárdenas, para cubrir la liberación de unas personas secuestradas.

Argumentó que consultó con el titular de Primero Noticias y “se tomó la decisión de que me trasladara al lugar para realizar la cobertura”. Reinah subrayó en la parte central de su queja:

“Rechazo categóricamente haber tenido conocimiento o haber sido avisado de que ese operativo era una recreación…

“En ningún momento solapé, coordiné o gestioné ninguna acción que tuviera que ver con el desempeño de los elementos de la AFI”.

El 30 de marzo de 2007, la CNDH emitió una resolución salomónica. No determinó quién fue el responsable del montaje televisivo, pero le ordenó a la AFI y a la PGR que dejaran libre de cualquier responsabilidad al ex reportero de Televisa. La resolución fue emitida por el quinto visitador Mauricio Farah Gebara, quien aspiró a ser ombudsman nacional el año pasado.

En otras palabras, la CNDH resolvió el caso mediante “el procedimiento de conciliación”.

La misma palabra se utilizó a fines de enero de 2011, cuando Pablo Reinah dio a conocer que después de dos años concluyó su litigio laboral con la empresa Televisa. No hubo un laudo laboral. Reinah y Televisa decidieron cerrar el expediente, sin que se aclarara, hasta ahora quién fue el responsable del montaje mediático.

Este será el punto de la próxima disputa entre los abogados de Cassez, apoyados por el gobierno francés, y los tribunales mexicanos.

El periódico Reforma, en su columna editorial Fray Bartolomé de este viernes 11 de febrero afirmó lo siguiente:

“De que Florence Cassez es culpable de secuestro, de eso ni los franceses tienen duda. Tan es así que el gobierno galo lo que pide es que purgue su pena en Francia, no en México.

“Pero de lo que tampoco hay duda es que su aprehensión fue convertida por Genaro García Luna en una especie de reality show con la complicidad de una televisora.

“Y éste es el punto central de toda la discusión: si el manoseo mediático de la captura afecta el proceso legal en contra de los criminales que integraban la banda de Los Zodiaco.

“Inclusive, las propias autoridades, en una larga ficha informativa –extraoficial, por supuesto- distribuida ayer, reconocían que el montaje en torno a la aprehensión no fue ‘moralmente’ correcto”.

Para otros observadores no se trata de un asunto “moral” sino de justicia penal. El caso se puede revertir en tribunales internacionales porque tanto la AFI como Televisa han admitido el punto central de la defensa de Cassez: el engaño comenzó con un montaje televisivo.

Cassez le declaró al periódico Le Monde que sus acusadores mexicanos “ganaron una batalla, no la guerra”. “Voy a seguir hasta el final, soy inocente”, subrayó.

La canciller francesa Michele Alliot Marie afirmó a la televisión francesa que las relaciones bilaterales podrían afectarse ante un caso así. Tanto, que se pueden suspender los festejos de la amistad México-Francia en este año.

La pista de este escándalo diplomático y jurídico se trasladarán con toda seguridad a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

………….
.
http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/88510
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida