¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

miércoles, 23 de noviembre de 2011

REcomendaciones de Civasco

si esa vamos los pinches gringos se estan adelantando la invasion permitida por fecal temen mucho a AMLO.!!




México, Afganistán, Colombia y Pakistán, en la lista; el negocio supera los 3 mil mdd

El Pentágono privatiza misiones de seguridad en países amenazados

La asistencia militar va desde el envío de mercenarios hasta entrenamiento a pilotos

Ofrece contratos para todo tipo de actividades, sean antidrogas o antiterroristas


El Pentágono ofrece a la Secretaría de Seguridad Pública de México capacitación para pilotos, mecánicos, equipos de helicópteros UH-60, Schweizer 333 o Bell 206, entre otros servicios, en contratos privados. En la imagen, un Black HawkFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 23 de noviembre de 2011, p. 32
Nueva York, 22 de noviembre. Una casi desconocida oficina dentro de la gigantesca burocracia del Pentágono es la encargada de otorgar contratos multimillonarios a empresas privadas para las misiones estadunidenses antinarcóticos y antiterroristas o –como dice– “la amenaza narcoterrorista” en México, Afganistán, Pakistán, Colombia y otras partes del mundo.
Los contratos que se otorgarán desde esta oficina a empresas privadas incluyen servicios de seguridad internacional en lugares como Afganistán –lo que algunos llamarían mercenarios– hasta contratos para entrenar a pilotos militares mexicanos. O sea, es parte de la privatización de servicios de asistencia militar y de inteligencia que resulta ser un negocio muy lucrativo, ya que los contratos que sólo esta oficina otorgará a empresas tendrán un valor total de más de 3 mil millones de dólares, reporta la revista Wired.
La entidad se llama Oficina del Programa Contra Narcoterrorismo del Departamento de Defensa (CNTPO, por sus siglas en inglés), una oficina de adquisiciones para programas del Pentágono, y solicita empresas de seguridad para todo tipo de actividades bajo el rubro de enfrentar el narcoterrorismo, que van desde misiones para capacitar pilotos de helicópteros Black Hawk y otros para la Secretaría de Seguridad Pública mexicana, a entrenar comandos navales en Azerbaiyán o mejoramientos en protección de fuerzas antiterroristas para la vigilancia fronteriza entre Pakistán y Afganistán, según su anuncio oficial difundido por el gobierno federal al sector empresarial examinado por La Jornada.
El valor de todos estos contratos hace que CNTPO sea una de las fuentes más lucrativas de fondos para los contratistas privados de seguridad, reporta Wired. Los contratos incluyen operaciones, logística y construcción, capacitación de fuerzas extranjeras y algo llamado apoyo de programas. Para algunos críticos citados por la revista, la oficina está encargada de privatizar la ejecución de programas antidrogas y antiterroristas del gobierno estadunidense con miles de millones de dólares.
CNTPO está bajo mando del Directorio de Operaciones Especiales Conflicto de Baja Intensidad del Pentágono, dentro del sector encargado de antinarcóticos y amenazas globales. Aunque fue establecida en 1995, provocó atención en 2007 cuando contrató a una subsidiaria de la ahora notoria empresa de seguridad privada Blackwater,junto con varias de las firmas de la industria militar más grandes para una amplia gama de programas contra el tráfico de drogas. En 2009 contrató nuevamente a Blackwater para capacitar a la policía afgana. Pero esta empresa ha sido acusada de violar derechos humanos y hasta de robar armas destinadas a la misma policía que supuestamente estaba entrenando, entre otros abusos (el escándalo llevó a Blackwater a cambiar de nombre).
CNTPO describe su mandato como irrumpir, disuadir y derrotar la amenaza a la seguridad nacional presentada por el tráfico ilícito en todas sus manifestaciones: drogas, armas pequeñas y explosivos, químicos precursores, personas y dinero ilícito y blanqueado, y todo eso lo hace a nivel mundial.
En la descripción de los posibles contratos que CNTPO busca otorgar, según la descripción que el gobierno federal proporcionó por medio del anuncio formal de esta oportunidad de negocios al sector empresarial, los relacionados con México incluyen: capacitación para conductores de de las fuerzas armadas; capacitación para pilotos, mecánicos y equipos de helicópteros UH-60, Schweizer 333 o OH-58, para la Secretaría de Seguridad Pública; la capacitación de hasta 48 personas para comandar y pilotear helicópteros Bell 206; desarrollo y entrega de programa de estudio, ofrecer todo el personal, equipo y materiales necesarios, y conducir capacitación de visión nocturna para pilotos y tripulantes de helicópteros. Todo esto para México.
Otros contratos en México incluyen: evaluación de la condición material de aviones C-26 Fairchild y entregar un sistema de comunicaciones micro-onda, y capacitación para operarlo, para el intercambio de información sobre actividad del tráfico de drogas entre agencias de seguridad de Estados Unidos y México.
La semana pasada, representantes de alrededor de 180 empresas llegaron a una sesión informativa sobre los contratos que otorgará CNTPO a empresas privadas especializadas en el negocio de la seguridad para estas misiones en el mundo,


EU busca formar a espías mexicanos

Nacional SDPnoticias.com lun 21 nov 2011
A 20 funcionarios de la PGR, SSP y SFP se les prepararía en intercepción básica de audio y otras transmisiones electrónicas, operaciones de vigilancia con video, técnicas avanzadas de ocultamiento de audio y video, entre otras.
La Secretaria de Marina Armada de México recibió tres helicópteros Black Hawk tipo UH-60M de parte del Gobierno de Estados Unidos, en el marco de la Iniciativa Mérida.

COBERTURAS

Noticias Relacionadas

EU.- México.- En técnicas de vigilancia encubierta y monitoreo están capacitados funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) y las Secretarías de Seguridad Pública federal (SSP) y de la Función Pública (SFP), por lo que el gobierno de Estados Unidos busca a una empresa contratista para su capacitación.

De acuerdo con convocatoria para licitación publicada por la Sección de Asuntos de Narcóticos (NAS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado, a 20 funcionarios se les prepararía en intercepción básica de audio y otras transmisiones electrónicas, operaciones de vigilancia con video, técnicas avanzadas de ocultamiento de audio y video, entre otras.


"Los cursos de certificación deben ofrecer instrucciones básicas y completas sobre electrónica, intercepciones de audio y vigilancia por video, y deben ser designados para dar a los alumnos las herramientas para crear un Programa Técnico de Operaciones, implementando técnicas efectivas y sofisticadas de vigilancia encubierta", indican las bases publicadas el 4 de noviembre.

Los cursos deben iniciar el 28 de noviembre. Buscan de entrada que la empresa contratista certifique cuál es el nivel de pericia de los técnicos, lo que permitirá recomendaciones posteriores para mejorar sus habilidades.


El nivel inicial de pericia es mínimo, aparentemente.


"Los técnicos tienen un conocimiento limitado de las operaciones técnicas y el equipo, y no tienen conocimiento sobre electrónica, pero están ansiosos de aprender lo necesario para desarrollar un Programa Técnico de Operaciones completo", explicó la NAS.


De acuerdo con el diario Reforma, al responder a preguntas de una empresa interesada, la NAS aclaró que el entrenamiento también abarca monitoreo satelital por GPS, uso de software para esta herramienta y la instalación de "dispositivos" en vehículos y locaciones específicas.


El periodo del contrato abarcará seis meses, pues los estudiantes serán divididos en dos grupos de 10, y los cursos, que en total suman siete materias, deberán ser impartidos en las instalaciones de la empresa ganadora en Estados Unidos.


El contrato será financiado con recursos de la Iniciativa Mérida, indica la convocatoria, y el programa de colaboración entre ambas naciones es para combatir al narcotráfico.


Si bien la PGR y la SSP federal son destinatarias frecuentes de recursos del Plan Mérida, la Secretaría de la Función Pública sólo tiene facultades legales para investigar posibles faltas administrativas de los servidores públicos.

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) es otro órgano con atribuciones legales para interceptar comunicaciones, aunque la evidencia que obtiene no puede ser utilizada en juicios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida