¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

domingo, 12 de diciembre de 2010

Ultraderecha fascista polaca en México... ¿Ayuntada con el Yunque?...

Ultraderecha polaca en México
Autor: Edgar González Ruiz

………….
Al terminar la Segunda Guerra Mundial, algunos polacos se exiliaron en México, donde iniciaron un intenso activismo anticomunista con apoyo de personajes de la jerarquía católica.
Impulsaron a la vez la propaganda contra el socialismo y el culto a la Virgen de Cz?stochowa, de Polonia, en tanto emblema de la lucha contra el laicismo y el socialismo.
Fueron tejiendo redes que, con el tiempo, permitirían una unidad de esfuerzos de la derecha mexicana y polaca para apoyar al papa Juan Pablo II, y a personajes como Lech Walesa, en su labor de destrucción del bloque socialista.
Carlos Salinas de Gortari, quien gobernó de 1988 a 1994, recurrió a la figura del papa y se alió con la jerarquía católica nacional para legitimar su gobierno, nacido del fraude electoral de 1988.
Con la llegada del Partido Acción Nacional al poder, los sectores que defienden la hegemonía católica, y que ven en Polonia un ejemplo para México, están en auge y encuentran cada vez mayores facilidades para llevar a cabo sus proyectos contrarios a las libertades civiles y al Estado laico.

Jerzy Skoryna

Los vínculos entre las extremas derechas mexicana y polaca se afianzaron desde 1947, cuando el entonces arzobispo de México, Luis María Martínez, brindó su apoyo moral a personajes del anticomunismo en el exilio, como los integrantes de la Asociación de Excombatientes de Polonia en México, encabezada por el ingeniero Jerzy Skoryna, quien relata ese episodio en uno de sus artículos (www.poloniasandiego.tripod.com/Ojciec_Swiety_na_ziemi_Aztekow.htm).
Nacido en Cracovia el 16 de diciembre 1926, Jan Jerzy Skoryna Lipski participó en la Segunda Guerra Mundial, y al terminar ésta, pudo establecerse en México, gracias a las relaciones que cultivó su padre, un coronel de ingenieros que había estado en nuestro país en 1939 (como puede leerse en su autobiografía que se difunde en www.polskiinternet.com/skoryna/zyciorys.htm).
Es ingeniero industrial y ha cursado estudios también en la Universidad Panamericana, perteneciente al Opus Dei; hace medio siglo, fundó la empresa Jesko, que ofrece asesoría a empresas e instituciones.
Durante décadas, Skoryna ha participado en actividades político religiosas, promoviendo además vínculos entre la derecha católica de México y de Polonia.
El 20 de octubre de 1957, Jerzy Skoryna y Melchor Fryszriewicz, a petición del cura Eugenio Díaz Barriga Álvarez, llevaron a Tacámbaro la imagen de la virgen morena de Cz?stochowa, Polonia, hecho que en 2006 conmemoraron el ayuntamiento y la Cámara de Comercio local (Cambio de Michoacán, 16 de octubre de 2006).
En 1967 y 1968, durante el gobierno rabiosamente anticomunista de Díaz Ordaz, Skoryna participó en el Comité Olímpico Mexicano, con el objetivo principal, como relata él mismo, de “informar a los jugadores” sobre el activismo polaco en el exilio.
Enemigo del régimen socialista, Skoryna representó al gobierno disidente polaco en el exilio, mismo que era reconocido por la iglesia católica. Desde luego, Skoryna participó también en las visitas de Juan Pablo II a nuestro país.
Partidario de Lech Walesa, Skoryna dirigía algunas publicaciones, como ARKA de información, dirigida a los “poloneses en el exilio” (Germán Orozco Mora, “Walesa en Baja California”, Zeta, internet).
El 30 de abril de 1983, según reportó el periódico El Porvenir, de Monterrey, Skoryna, en su calidad de contacto en México del sindicato Solidaridad, acompañó a Miroslav Domiczyk, perteneciente al mismo, en actividades de propaganda en nuestro país. Afirmaba en esa ocasión que “Polonia, al igual que México, tiene a su reina, la virgen María, a la cual nosotros queremos volver a entronizar en el centro oficial de toda nuestra vida individual y social”.
En 1986, como presidente de la asociación civil Instituto de Estudios de Cultura y Sociedades Europeas, que actuaba con el lema “dios, honor y patria”, Skoryna distribuía materiales de propaganda del catolicismo militante en Polonia.
De 1984 a 1989, se dedicó a recaudar fondos en varios países para Solidaridad. En 1995, años después de la caída del socialismo, fue condecorado por el gobierno de su país y, en julio de 2000, acompañó a Walesa en la toma de posesión de Vicente Fox.
Cinco años después, el 2 de julio de 2005, Walesa estuvo de nuevo en México para apoyar a Fox en el festejo panista organizado por Guillermo Velasco Arzac en el Ángel de la Independencia. En esa ocasión, Walesa y Skoryna se reunieron con el panista-yunquista Marco Antonio Adame, actual gobernador de Morelos, y con José de Jesús Castellanos, viejo militante de la ultraderecha católica, y en ese tiempo director de Atención a Grupos Vulnerables, de la Secretaría de Desarrollo Social (El Informador, de Jalisco, 3 de julio de 2005).
En un artículo de su autoría, que difunde en la web el Consejo de Analistas Católicos de México, Castellanos dice que fue a Polonia, en 1988, y se entrevistó con dirigentes de Solidaridad, incluido Walesa.
Skoryna también promovió la construcción de la Catedral de Ciudad Netzahualcóyotl, llamada formalmente Catedral de Jesús Señor de la Divina Misericordia, y que fue inaugurada el 20 de noviembre de 2000, precisamente en el Aniversario de la Revolución Mexicana, por el exobispo José María Hernández González.
Ha colaborado en El Sol de MéxicoEl Heraldo, en Nuevo Criterio, del Arzobispado de México, y más recientemente en la página ultraderechista Yo influyo (www.yoinfluyo.com), donde reitera tópicos de esa corriente política, como es el constante ataque contra el Gobierno del Distrito Federal.

Cz?stochowa

En 1960, Skoryna, al lado de representantes del anticomunista gobierno polaco en el exilio, participó en la creación de la Parroquia de Cz?stochowa en Lomas de Tecamachalco, zona residencial que apenas se inauguraba, destinada a las familias más acaudaladas de la época.
A las 13:30 horas del domingo 31 de enero de ese año, el entonces arzobispo primado de México, Miguel Darío Miranda, colocó la primera piedra de lo que sería el templo de Cz?stochowa. El sermón del prelado enfatizaba “la unión de México y Polonia mediante la fe, la persecución de los cristianos y la victoria de la iglesia sobre el comunismo ateo”.
En el acto, estuvieron presentes, además de Skoryna, en calidad de delegado de los excombatientes polacos, otros de sus compatriotas, de apellidos Chelmicki, Olizar, Dobrofodski, la señora Medinger y los señores Stebelski (La Prensa, 1 de febrero de 1960). El terreno para construir la parroquia fue donado por Gaspar Rivera Torres, Luis Javier Barroso y Jorge Galnares, quienes eran fraccionadores de esa zona.
El ganadero Luis Javier Barroso, conocido como Chacho Barroso, estaba emparentado con el fallecido empresario José Barroso Chávez, quien fuera caballero de Malta y uno de los principales patrocinadores de la ultraderecha en México.
Luis Javier Barroso, hijo, quien falleció en julio de 2007, fue acusado, junto con otros empresarios, de participar en el financiamiento ilegal a la campaña de Felipe Calderón (Contralínea, mayo de 2006).
Por su parte, los Rivera Torres, dedicados a negocios inmobiliarios, fraccionaron gran parte de Huixquilucan, Naucalpan, Atizapán, Tlalnepantla, así como Cocoyoc, Morelos (comentó Miguel Ángel Granados Chapa el 8 de enero de 2009 en Reforma).
Hoy en día, la clientela de esa iglesia, atendida por los sacerdotes agustinos recoletos, está constituida por familias acaudaladas y conservadoras, que le rezan a una imagen de la virgen polaca traída de Barcelona en la época del franquismo, o al agustino español san Ezequiel Moreno (1848-1906).
A este último, canonizado en 1992 por Juan Pablo II, sus fieles lo veneran como benefactor de los enfermos de cáncer, mientras que la jerarquía y la derecha lo han idealizado porque, durante su labor como obispo en Pasto, Colombia (1896-1906), fue enemigo y perseguidor implacable de masones, liberales y disidentes religiosos, al grado de amenazar con la excomunión a los padres de familia que enviaran a sus hijos a estudiar a cierta escuela dirigida por un profesor a quien Moreno calificaba de “hereje”, o a los lectores de publicaciones liberales.
Enemigo a ultranza del Estado laico, el prelado aceptó incluso la lucha armada en defensa de la hegemonía clerical y rechazó la tolerancia y el pacifismo hacia los liberales, criticando a los “católicos tolerantes, condescendientes, blandos, dulces, amables en extremo con los masones” (www.hispanidad.tripod.com/hechos33.htm).
Otra figura que se venera en ese templo es la de Santa Zita de Lucca (1218-1278), patrona de las sirvientas, de quien se dice que trabajó desde los 12 años hasta su muerte en la casa de una familia poderosa; vida ejemplar, según las ilusiones de las señoras ricas de Tecamachalco.
El 31 de enero de 2010, se celebró el aniversario de esa parroquia, con una misa solemne que contó con la presencia de varios familiares de Skoryna, y donde el oficiante, ante un altar decorado con el emblema polaco, pronunció un sermón que aludió, como hace cinco décadas, a la “victoria de la iglesia sobre el comunismo ateo”.
Meses después, en el oficio religioso de l3 de abril, a las ocho de la noche, cuando estaban cobrando auge las denuncias públicas contra la pederastia clerical, el mismo sacerdote, un español, admitiría que la iglesia estaba viviendo tiempos difíciles, pero de ello responsabilizaba a los medios de comunicación, pues, según él, “los periodistas sólo se fijan en las pocas cosas malas del clero y no en sus muchas cosas buenas”.

Bodas de sangre

Precisamente, por andar buscando esas cosas malas que a veces comete la “gente bien”, en esos días los medios habían dado gran importancia al misterioso caso de Paulette Gebara, la niña de cuatro años, discapacitada, que apareció asfixiada en su propia casa, en Interlomas.
Los primeros sospechosos del extraño crimen fueron los padres, Lizzette Farah y Mauricio Gebara, quienes, sin embargo, sortearon la dificultad luego de unos pocos días arraigo: las autoridades resolvieron, finalmente, que todo había sido “un accidente”.
Resulta que fue precisamente en la parroquia de Cz?stochowa donde el 13 de abril de 2001 se casó esa pareja, y que ese día, ante unos 600 invitados, “escucharon respetuosamente las palabras del sacerdote” (El Universal, internet).
La novia iba vestida de seda, para unirse “para toda la vida” con su novio, y después de una fiesta que duró hasta la mañana siguiente, los recién casados partieron a su luna de miel, que comenzó en Ixtapa y prosiguió por Estados Unidos y Australia.
Casi 10 años después se convertirían en un matrimonio famoso. A fines de mayo de 2010, luego del escándalo de la muerte de Paulette, circularon en la web unas fotos de Lizzette desnuda, y que nuevamente volvieron a causar revuelo por la natural curiosidad de los cibernautas y por el cuerpo tan atractivo que mostraba. Algunos medios reportaron que las imágenes provenían de la cámara de Lizzette, que le había sido robada y que ésta advertía que demandaría a quien las difundiera. Lo cierto es que con ese episodio, Lizzette comenzó a tener admiradores en la web, además de que se evidenció que el clero católico promueve una moral hipócrita y represiva en torno a la sexualidad, pero no puede evitar que sus feligreses la practiquen libremente en la esfera privada.

Fox en Cz?stochowa

La boda de Lizzette Farah Farah y Mauricio Gebara Rahal fue una de las que se mencionaron en el boletín parroquial Cz?stochowa (abril 2001, número 40), donde además se mencionaba que el “señor presidente” Vicente Fox había ido “con la investidura presidencial” a ese templo, el día 11 de marzo, donde asistió a la misa de las 13:30 horas; “comulgó” y “pidió oraciones para saber gobernar a México por buen camino. ¡Que Dios lo siga iluminando y dándole energía para lograr el progreso por caminos de justicia y paz!”.
De sobra, sabemos los saldos del foxismo, cuyas plegarias no fueron atendidas, pero sí los deseos de una jerarquía católica cada vez más ambiciosa y ensoberbecida: en esa publicación se afirmaba que “no hay sobre la tierra ningún hombre que sea más poderoso e importante que el sacerdote…  porque ni los reyes ni los príncipes, ni los presidentes pueden hacer lo que ellos hacen… realizan milagros en nombre de Jesús (…) Sin los sacerdotes, el mundo caería en tinieblas y oscuridad”.
*Maestro en filosofía; especialista en estudios acerca de la derecha política en México
Contralínea 212 / 12 de diciembre de 2010

………….
.
http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2010/12/12/ultraderecha-polaca-en-mexico/
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida