¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

viernes, 18 de febrero de 2011

¡No más SANGRE...!



Universitarios marchan en contra de la militarización; exigen: no más sangre

Mensaje al gobierno: no queremos el negocio de una guerra


Viernes 18 de febrero de 2011, p. 15
Un enorme mapa de la República fue dibujado anoche con miles de veladoras encendidas frente a la torre de rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Junto a esa figura, entre la oscuridad de la explanada Javier Barros Sierra, una frase resumió el sentido de la movilización de cientos de universitarios: Alto a la militarización.
El mensaje iba dirigido al gobierno del presidente Felipe Calderón: ¿Dónde está la justicia en este país? ¿Por qué robarnos el sentido de la solidaridad, de la dignidad y la capacidad de sentir el dolor propio y ajeno?
Convocados por la Coordinadora Metropolitana contra la Militarización y la Violencia, marcharon unos mil 500 estudiantes de la UNAM y de las universidades Autónoma Metropolitana (UAM) y Autónoma de la Ciudad de México, así como del Instituto Politécnico Nacional.
Mediante la movilización –que partió del monumento a Álvaro Obregón y llegó a la explanada de la rectoría de la UNAM– exigieron alto a la militarización, a la violencia y a los miles de crímenes en México. Durante el trayecto, realizaron pintas en algunos inmuebles para manifestar su repudio a la política federal contra el narcotráfico.
La movilización se inició alrededor de las 18 horas. En Ciudad Universitaria se realizó un mitin, poco antes de las 19:30 horas. Unos minutos después se encendieron miles de veladoras (más de 7 mil, dijeron los organizadores) que representaban simbólicamente a los más de 34 mil muertos que ha dejado la llamada guerra contra el narcotráfico emprendida por Calderón.
Con las velas se formó el contorno geográfico de México y la frase Alto a la militarización. Cuando por fin se logró encender todas (el viento fue un duro rival a vencer), miles de voces se unieron en un solo grito: No más sangre, no más sangre.
Entre la multitud de repente apareció una peculiar bandera mexicana: con el escudo nacional sobre un fondo blanco, pero el color negro sustituyó al verde y rojo. Esta es la bandera mexicana de miles de lutos.
Durante el mitin, Michelle Fuentes, estudiante de la UAM Xochimilco, leyó el pronunciamiento general: Son las nueve de la mañana del viernes 11 de febrero. Los estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa se encuentran tomando clase. De pronto, un desconocido entra al salón preguntando por Bernardo. El profesor indica quién es. El sujeto lo ve y dispara tres veces, luego desaparece sin que nadie se lo impida.
Así, los estudiantes recordaron ése y otros casos de impunidad, como el asesinato de la activista Marisela Escobedo, perpetrado mientras se manifestaba afuera del palacio de gobierno de Chihuahua exigiendo justicia para su hija asesinada.
Académicos como Adolfo Gilly e Imanol Ordorika acompañaron la movilización. En decenas de mantas se leían frases como: Alto a la criminalización de la protesta socialLibertad de expresiónNo queremos el negocio de una guerra.
Ojalá que éste sea el inicio de próximas movilizaciones, porque la situación en el país ya está muy cabrona, expresaban algunos manifestantes.
Entre varios carteles apareció uno que particularmente fue aplaudido. En éste se retomó el cartel publicitario de una reconocida marca de vodka, donde aparece como fondo el dibujo de una botella y en medio de ella se leía: Absolut-amente inepto. Calderón, si no puedes, renuncia.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida