¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

viernes, 4 de noviembre de 2011

LAS MENTIRAS DE OBAMA Y LA OTAN: Testimonio de una periodista londinense sobre su experiencia en Libia

senderodefecal



Testimonio de una periodista londinense sobre su experiencia en Libia


Narra su experiencia en Libia durante los ataques de la OTAN


Lizzie Phelan, periodista y activista política londinense, presenció la guerra en Libia. Afirma la complicidad de los medios de comunicación al genocidio organizado por la OTAN, cómo se modificó la información para confundir a los países occidentales y justificar una mentira: la opresión política por parte del Coronel Gadafi, para así tener el apoyo político y "liberar al pueblo libio" asesinando a todo aquel que se entrometiera: civiles como mujeres y niños, más de mil trescientos en varias horas de ataque a la ciudad de Trípoli.

Testigo de la situacion en Libia - video censurado en youtube from Georgina Miller Carrasco on Vimeo.
Testimonio de la periodista independiente, Lizzie Phelan, que estuvo en Libia durante la invasión de Trípoli por parte de terroristas armados apoyados por las fuerzas militares de la OTAN.
Gracias a Stop The War por la invitación. Visité Libia dos veces en los últimos seis meses de la crisis. La primera vez estaba en una misión de paz y la segunda fui como corresponsal de Press TV y también hice algunos informes para Russia Today. Abandoné Libia justo después de la llamada caída de Trípoli y yo estaba allí durante esa terrible semana de combates en Trípoli.
Dan [Glazebrook - analista independiente] ha contextualizado muy bien cómo la guerra contraLibia es una guerra en África. Pero me gustaría añadir algo – Dan mencionó que la OTAN había tenido como objetivo a más de 100.000 soldados en Libia, pero también había miles de hombres y mujeres comunes – había un montón de mujeres que se ofrecieron desde el comienzo de la crisis para defender su país y fueron armadas por el gobierno. Y durante esa semana en Trípoli, cuando comenzaron los combates fui testigo de cómo hombres y mujeres corrientes tomaron las armas con las que habían sido entrenados para defender su país durante los últimos seis meses.
Como periodista, voy a hablar un poco sobre el papel de los medios de comunicación y esto ha sido una increíble guerra mediática. Dan alude firmemente a la criminalización del gobierno deLibia y de Gaddafi.
Los medios de comunicación, dijeron que miles de personas estaban a punto de ser asesinadas en Benghazi, pero nunca nos mostraron ninguna evidencia. Se dijo que seis mil personas habían sido asesinadas por el gobierno. Organizaciones de derechos humanos confirmaron que cerca de 250 personas fallecieron, entre ellas de ambos bandos.
Dijeron que el gobierno libio estaba atacando a su propio pueblo desde el aire. Satélites rusos de inteligencia nos han mostrado que esto era imposible.
Se dijo que el gobierno estaba contratando mercenarios de otras partes de África – nunca nos mostraron la evidencia. En su lugar hemos visto los videos de cómo los libios negros y otros africanos negros eran linchados en las plazas públicas por las tropas terrestres de la OTAN – los rebeldes – con decenas de personas filmando en sus teléfonos móviles y fuerzas especiales occidentales mirando.
Se dice que Gaddafi era odiado por su pueblo, pero nunca nos mostraron los 1,7 millones depersonas en un país de 6 millones de habitantes en la Plaza Verde el 1 de Julio. O las masas en Tarhuna, en Suppa, en Bani Walid, en Sirte y en todo el país que se manifestaron para jurar lealtad a su líder y la Jamahariya.
Nunca nos mostraron a las masas, como ya he dicho, de los hombres y mujeres que habían aceptado la oferta de las armas por parte del gobierno para defender a sus familias, barrios y su país de personas que desean que les condenen a la esclavitud al imperialismo. Dijeron que estaban atacando a las fuerzas militares de Gaddafi – ignoraron a los 33 niños, 32 mujeres y 20 hombres que vi enterrados en la pequeña y tradicional ciudad de Marj en Zlitan a principios de agosto.

LEER MAS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida