¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Rius el Monero Sabio... Recomendaciones de Civasco

Rius. El monero sabio
Anel Guadalupe Montero Díaz
@Anelin00
2011-11-20
“Cuanto más grandes somos en humildad, tanto más cerca estamos de la grandeza. Las estrellas no temen parecer gusanitos de luz. La nube esperaba humildemente en un rincón del cielo, y la mañana la coronó de esplendor”  Rabindranath Tagore 


Algunas personas son cultas, otras están bien informadas, pero Eduardo del Río, ampliamente conocido como Rius, es un ser humano sabio.

Como todos las personas que son excelentes en su área de trabajo, Rius tiene detractores, críticos y difamadores. Ha sido señalado, entre otras cosas, de ser un pésimo “dibujante”, prejuicioso, desinformado y por ende parcial.

Tales consideraciones se deben, en parte, a que nadie es capaz de definir plenamente qué es un monero, cuáles son sus características, objetivos y fines y en este artículo no pretendemos hacerlo; sin embargo es interesante señalar algunos rasgos que ofrecen un contorno de esta actividad.

  • Un monero no es sólo un dibujante. Es mucho más que eso. Si así fuera, cualquiera con una mediana habilidad, puede ser considerado como tal y esto explica por qué algunas personas consideran que la licenciatura en diseño gráfico es esencial para poder ser considerado “monero”. Los estudios no estorban, pero no son suficientes.

  • Rius es autodidacta en más de un sentido. A través de sus libros, el lector tiene acceso a una suerte de apuntes académicos que, a través de sus creaciones, articulan diversos campos del conocimiento. Esto evidencia una característica más: un monero es alguien que lee, está informado y, sobre todo, tiene criterio propio y es capaz de defenderlo con argumentos de peso: sus monos.

  • Un monero es un mensajero eficiente y eficaz de los signos de los tiempos. Nada mejor que una viñeta para transmitir al lector un mensaje que, por su subjetividad es sujeto a múltiples interpretaciones, pero todas dirigidas al punto que el monero quiere llegar.

No es una consideración menor, que para muchos mexicanos los moneros son su fuente primigenia de información. Carlos Monsiváis decía que Rius es más importante que la SEP[i], porque ha hecho leer a más mexicanos que los programas oficiales de promoción de la lectura[ii].

Y es que nadie puede negar que la visión de Rius acerca del capitalismo, la religión, los partidos políticos, el machismo, las ideologías, la nutrición, la ciencia, los presidentes y los papas, plasmada en sus obras a través de sus monos, es la postura que muchos mexicanos sostienen después de haber leído sus textos.

Esto no es nuevo, los maestros sabemos que una de las características que los niños buscan en una obra es “que tenga monitos”, porque si tiene “muchas letras” entonces seguramente será “aburrido”. Para los profesores no pasa desapercibido que los dibujos son también una forma de “leer” e “interpretar” al mundo.
¿Tiene imprecisiones la obra de Eduardo del Río? Seguramente si, porque ningún autor es infalible, pero no leerá usted ninguna de sus obras con la advertencia: “lo aquí escrito, dibujado, denunciado y exhibido, es la neta del planeta”. Rius no es la SEP, aunque algunos de sus  libros se lean más que los ahí editados.

Si a los puristas, específicamente a los intelectuales orgánicos que defienden los intereses del poder en turno, no les gusta la obra de Rius por considerar que influye de manera negativa en el criterio de muchos mexicanos, eligen observar el árbol y no el bosque.

Los intelectuales que responsabilizan (¿?) al monero de fomentar criterios parciales y tendenciosos en el ciudadano mexicano, deberían considerar que, en todo caso, el problema no son los monos de Rius, sino las monadas del sistema educativo mexicano, incapaz de formar alumnos con criterio propio por así convenir a sus intereses.

Por otro lado, leer los textos de Eduardo del Río es hacer un viaje también a través de la personalidad del autor. Sabemos, por ejemplo, que es vegetariano, izquierdoso, obsesivo, asceta , enemigo de la iglesia, los papas, la coca-cola y todo lo que huela a twitter, facebook y demás. El lector puede o no estar de acuerdo con Eduardo del Río, lo que no se puede es dejar de disfrutar sus creaciones.

En ese sentido, los monos de Rius no son “bonitos”, son magníficos en tanto representan la visión de un pueblo harto de la simulación, indiferencia e impunidad de aquellos que dicen representarlo. Entonces ¿qué es un monero? ¿Arte? ¿Técnica? ¿Mensaje? ¿Viñeta o historieta? …o todo lo anterior.


Rius. Premio nacional de periodismo

La nota pasó sin pena ni gloria en el maremágnum de información que diariamente se genera y que pocos son capaces de digerirla e interpretarla completamente. Eduardo del Río, mejor conocido como Rius, obtuvo el premio nacional de periodismo a la trayectoria artística. La nota de proceso al respecto[iii]:

“El caricaturista y colaborador de Proceso, Eduardo del Río, Rius, recibirá el Premio Nacional de Periodismo a la Trayectoria Artística por parte del Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo, A.C., que consiste en un diploma, la escultura El Águila (diseñada por Juan Soriano), y una remuneración de 50 mil pesos.

Merecido reconocimiento, sin duda. Y es que Eduardo del Río es un monero nada ortodoxo ¿cómo clasificar a este escurridizo personaje?

Rius y Savater. El autodidacta y el docto


¿A quién se le podría ocurrir comparar a Rius con Savater? La respuesta sería más o menos así: la filosofía une lo que los monos separan J

Y es que en un análisis comparativo, ambas obras son espléndidas. Y es aquí cuando el rigor académico del que hablan los detractores de la obra de Rius, está presente.

Eduardo del Río es un filósofo en más de un sentido y es capaz de articular su propia visión del mundo en la historia que pretende contar acerca de la Filosofía.

Savater por su parte, representa al filósofo especialista que es docto en su disciplina y por ende capaz de explicar, como si de una charla amistosa se tratara, la historia de Sofía.

Evidentemente, las viñetas e ilustraciones son utilizadas de manera diferente por los autores. Mientras que Savater utiliza las imágenes como un soporte para narrar la historia de la filosofía, para Rius son vitales, porque es a través de sus monos que puede ir articulando las diferentes estaciones en las cuales divide la filosofía para su estudio.

Una de las ilustraciones de la obra de Fernando Savater, realizadas por su hermano Juan Carlos Savater.

Monos de Rius, que no son historietas en sentido estricto, más bien son imágenes a veces únicas, otras entrelazadas, que tienen como fin vehicular una historia que el autor pretende contar.


Lo invito, amable lector, a leer y disfrutar las obras de estos dos filósofos, magníficos ambos, sin olvidar que uno de ellos, es además, monero J

Yo no puedo llamarle sabio a ese monero como ruis si el mismo dijo en la entrevista de carmen arigate "si los gringos se apoderan de mexico le va ir mejor es mas asi se acaba la excusas del racismo y violacion de derechos!"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida