¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Fin de sexenio... ¿Terminará la barbarie?... Quien sabe...


Gobierno intolerante, torpe y preocupante

¡¡Exijamos lo Imposible!!
Fin de sexenio
Carmen Aristegui

La complejidad de la problemática nacional ha generado fenómenos contradictorios y a cual más interesantesEl primeroprocedente de la clase políticaque intenta adelgazar el discursoendulzarloypor momentosinfantilizarlo.

Andrés Manuel López Obradorrodeado ahora de algunos empresarios que antes lo detestaban y combatíanha comprado la idea de que debe cambiar su discurso para poder competir en la contienda presidencialLos negativos de su imagen lo han llevado a simplificar y a trasmutar un discurso de confrontación y crítica ácida a un tono conciliadorcasi pastoral ypor momentoscursicomo la propuesta de construir una “República del Amor”Seguramente el cambio le traerá réditos electoralespero reducirá el espectro del ejercicio críticotan necesario en el debate nacional.

Las campañas electoralesya se sabebuscan posicionar candidatos con frases cortas, efectistasque toquen alguna fibra sensible del electoradopero no por ello debemos aceptarlas como sustituto de los debates“No voten por el guapo”dice Ernesto Corderocomo si fuera casi una elaboración ideológicaen clara alusión al candidato único tricolor.

Peña Nietopor su partecarga con un compendio de frases hechas y lugares comunes que suenan a viejo PRI.

En el extremo de la reducción discursiva está el Gobierno federalHa lanzado una campaña de comunicación basadano en una rendición de cuentasen una exposición de motivos opor lo menosen una frase bien hechasino en la manifestación más básica que se les ocurrióun silbidito.

Un silbidito con el que se pretende dejar en la mente una imagen suaveamablecontagiosa“Tu buena vibra se contagia”dice el eslogan oficial.

Tranquilos todosAquí no pasa nadaCalma y sílbense una tonadaEl lenguaje oficial reducidohoya su mínima expresión.

A contrapelo de estos intentos de la comunicación socialse da otro fenómeno que corre a cargo de la sociedadel paso adelanteVeintitrés mil firmas suscribieronal momento de ser presentado en La Hayael documento redactado por el joven abogado Netzaí Sandoval, cuyo propósito es llamar la atención del fiscal de la Corte Penal InternacionalLuis Moreno Ocampo, para que analice la actual situación en México.

No es estrictamente una demandasino la solicitud de que esta Corte analicecon 470 casos expuestos como referencias– los crímenes que han sido cometidos en nuestro paísque han quedado impunes y en los que han participado tanto autoridades como criminalesLos saldos espeluznantes están a la vistalos 50 mil muertos en lo que va del sexeniomiles de desapariciones,torturasextorsionessecuestrosetcétera.

Independientemente de las valoraciones jurídicas que se puedan tener sobre el contenido del documento la viabilidad de que ha Corte Penal lo analice y lo traduzca en eventuales causas penales, a esas miles de personas les asistepor supuestoel derecho a recurrir ante cuanto tribunal nacional o internacional les parezca para promover acciones que permitan que la barbarieque hemos vivido en estos añossea procesada por las instancias de justicia existentes.

La respuesta presidencial fue intolerantetorpe y preocupanteAmenazar con acciones legales a quienes acuden a tribunales para intentar procesar sus demandas espor decir lo menosun despropósitoEl juicio al gobierno de Felipe Calderón será inevitableNo necesariamente se dará en tribunalespero algunos ya exploran esa víaAdemás del documento en La Haya, ha empezado a circular el libro de Julio Scherer Ibarra“El Dolor de los Inocentes” (Grijalbo.)

Ahí se lee“... las autoridades han hablado en innumerables ocasiones de ‘daños colaterales’pero nunca han afrontado la pregunta más urgente¿quién debe responder por las muertes de esos inocentes?”.

Scherer“aborda los fundamentos jurídicos y políticos del Estado como garante de la seguridad el orden para establecer hasta dónde han fallado las directivas del combate al narcotráficoAl optar por un enfrentamiento bélicomás allá de las atribuciones reales que la Constitución le brinda al Ejecutivo... y en deprimento de otras posibles soluciones como la suspensión de garantías en ciertas partes del territorio nacionalla violencia se exacerbó y terminó con las vidas de miles de inocentes¿Habrá manera de llamar a cuentas a aquellos que han engendrado tanto dolor?”.

La pregunta está abiertaCon la tensión del juego electoral y en el marco de un fin de sexenio que ya comenzó. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida