¡Ya estamos hasta la MADRE de tanta CENSURA...  Di No a la Censura...

sábado, 5 de noviembre de 2011

Medina Mora Sabía del Trafico de Armas a México... Aunque lo niegue...

.
¿Tú le crees al pendejo de Medina Mora?... Cómo creele a un hipócrita PANazi...


Es elemental mi querido guatson: Si no estuvieran informadas las autoridades mexicanas de permitir el paso de armas desde gringolandia, por medio de la DEA u, otra chingadera, entonces los mexicanos pudieran incautar las armas y fracasaría la operación desde el principio... Así que, SÍ sabían los PANazis...


Niega Medina Mora que supiera del operativo “Receptor Abierto

4 DE NOVIEMBRE DE 2011

………….

MÉXICO, D.F. (apro).- Eduardo Medina Mora negó haber tenido conocimiento, cuando fungió como procurador general de la República, del operativo “Receptor Abierto”, con el que de forma deliberada se permitió la entrada de armas al país durante la administración del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush.
En entrevista para Radio Fórmula, el ahora embajador de México en Reino Unido afirmó que desde que fue nombrado procurador, en 2006, tuvo varias reuniones con sus pares estadunidenses.
En esas reuniones, dijo, “se discutieron muchísimos temas, muchísimos esquemas de cooperación, pero puedo asegurar que en ninguna ocasión se discutió expresamente la posibilidad o la autorización con respecto a ninguna operación de entrega controlada de armas”.
No obstante, un informe que data de 2007 –titulado Reunión del secretario de Justicia con el procurador general de México, Medina Mora–, preparado para Michel Mukasey, entonces procurador general de Estados Unidos, revela que el exprocurador mexicano estuvo al tanto del fallido operativo.
Dicho documento, elaborado por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés), forma parte de la documentación presentada por el legislador Darell Issa, a cargo de la investigación del también fallido operativo “Rápido y Furioso” que permitió la entrada ilegal de más de dos mil armas a México.
Ese informe corroboraría que un titular del Departamento de Justicia tuvo conocimiento de la estrategia para “dejar caminar las armas” a México con la idea de atrapar a bandas dedicadas al tráfico de armas.
Medina Mora sostuvo que un programa de ese tipo “nunca se hubiera autorizado, porque estaba totalmente fuera de la lógica de lo que es la búsqueda de información de inteligencia para poder construir casos judicializables en contra de personas involucradas en la delincuencia organizada”.
Insistió en que no tiene recuerdo alguno de esos hechos “y me acordaría, te lo aseguro, si ese tema hubiera sido tratado”.
Por separado, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República, Manlio Fabio Beltrones, adelantó que exigirán a la canciller Patricia Espinosa que solicite a Medina Mora un informe detallado sobre su conocimiento del operativo “Receptor Abierto”.
Según el coordinador de la bancada priista, representantes de los distintos partidos coincidieron en que “urge buscar una debida explicación” del embajador de México en Inglaterra sobre este tema.
“Tenemos información concreta que es preocupante, que está a disposición de todos.
“Al Senado le ha llamado enormemente la atención y, antes de proceder en consecuencia ante una información, exigimos que Relaciones Exteriores demande de nuestro embajador de México en Inglaterra –que es el procurador que en ese momento se encontraba en funciones y supuestamente conoció del operativo de introducción de armas a territorio nacional– nos dé un informe para nosotros normar nuestro criterio”, arguyó Beltrones.
De no proceder de esta manera, dijo, la Cámara Alta podría cometer una injusticia o no actuar con la prudencia que se debe.
En el informe Reunión del secretario de Justicia con el procurador general de México, Medina Mora, preparado para el exprocurador general de EU, Michel Mukasey, se informa también de los fallidos intentos de agentes federales por rastrear armas que fueron compradas ilícitamente en la frontera e ingresaron a México.
En el documento se informa a Mukasey que la táctica de “escoltar el arma” –que significa seguir al sospechoso comprador de un arma para tenerlo bajo observación, sin arrestarlo por el momento– no había tenido éxito, pero que la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés) quería probarla otra vez.
Para ello, se sugería que Mukasey persuadiera a Medina Mora de proporcionar un equipo mexicano libre de corrupción que colaborara en el operativo.
En la sección G, titulada “Tráfico de armas”, se señala que “es de particular importancia que la ATF ha emprendido en fecha reciente acciones con México en el primer intento para controlar la entrega de armas enviadas de contrabando a ese país por un traficante de armas importante”, al cual no se identifica, de acuerdo con información publicada por la agencia AP.
“Aunque los primeros intentos de esta entrega controlada no han sido eficaces, la investigación continúa, y la ATF quisiera ampliar la posibilidad de las investigaciones de este tipo y las entregas controladas, debido a que sólo así será posible la pesquisa sobre toda una red de contrabando, en lugar de arrestar a un simple contrabandista.
“Para ese fin, es esencial que se asigne una unidad mexicana evaluada para trabajar con al ATF al respecto”, subraya el documento.
De forma implícita, en el informe se atribuye a las autoridades mexicanas el fracaso de la operación al señalar que éstas fracasaron en la tarea, pues alegaron que no vieron el vehículo que transportaba las armas del que la ATF les había alertado.
Este informe forma parte de los documentos que Issa presentó en la investigación que lleva a cabo sobre el también fallido operativo “Rápido y Furioso” en la administración del presidente Barack Obama.
Sin embargo, las pesquisas del legislador alcanzaron también al gobierno de Bush, en específico al procurador Mukasey y a su contraparte mexicana de ese tiempo, Medina Mora.
Documentos revelados hace unas semanas por el Departamento de Justicia estadunidense pusieron al descubierto el operativo “Receptor Abierto”, que fue puesto en marcha por la oficina de la ATF en Tucson, Arizona, en 2006.
Al igual que con “Rápido y Furioso”, ese operativo permitió la venta deliberada de armas que fueron a parar a manos de traficantes del lado mexicano.
En días pasados, el propio Darell Issa reconoció, citando cifras de la ATF, que de las 94 mil armas que han sido recuperadas en los últimos cinco años en México, 64 mil fueron vendidas por armerías estadunidenses.
La controversia por “Rápido y Furioso” surgió después de que dos rifles de asalto comprados por una persona que ahora está presa fueron utilizados en un tiroteo en Arizona donde murió el agente fronterizo Brian Ferry.
La próxima semana, el secretario de Justicia estadunidense, Eric Holder, se presentará ante el Congreso para hablar sobre su afirmación de que él no había escuchado acerca de la táctica hasta comienzos de este año.
Apenas el jueves pasado, un informe del gobierno estadunidense, tituladoEvaluación nacional de la amenaza de pandillas 2011, señala que los cárteles mexicanos obtienen armas de alto poder a través de las pandillas que operan en Estados Unidos.
El diagnóstico elaborado por el Departamento de Justicia señala que las bandas adquieren las armas “con relativa facilidad” para sus operaciones y para venderlas a México. Incluso apunta que los pandilleros recurren a militares en activo y retirados para abastecerse de armas.

………….
Proceso
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es bienvenida